Jerome's Hope

La Esperanza de Jerome

Jerome's Hope 

Jerome’s Hope seeks to reach families that have received a prenatal diagnosis.

When a family is told during the course of the pregnancy that the child has or may have some type of abnormality.  Very frequently, physicians will inform a family that the best option in this case is to undergo an abortion.  Ninety percent of physicians say they would advise termination of a pregnancy if there is a fatal or possibly fatal diagnosis and almost two-thirds if the diagnosis is not fatal. 

In many cases, the diagnosis may not be certain.  In other cases, the diagnosis is correct, but it is not a terminal condition.  In other cases, the child may have a life-threatening condition, and families often feel pressured by their physician to abort.  In this traumatic situation, many families feel they have no choice but to take their doctor’s advice.

We need to educate families – before a diagnosis – that help is available in the Church.  We can’t wait until there is a diagnosis, because this is a fearful time and it is hard for families to think clearly.  The Jerome’s Hope ministry is named after Dr. Jerome Lejeune, a French pediatrician and geneticist in the 1950’s and 1960’s.  He discovered the chromosomal cause of Down Syndrome and other genetic conditions.  But he felt that children with these conditions and their families were valuable and needed emotional and material support.  Then, the French government began using his research to support the elimination through abortion of persons with disabilities.  He spoke out strongly against this and in his later years became close to Pope John Paul II.  Now, his canonization cause is proceeding in the Vatican. 

The ministry is made up of volunteers who have a child with a disability or who have lost a child due to a medical condition.  The volunteers are trained to offer emotional and spiritual support.  

For more information please call
Julie Fritsch 
(713) 741-8728


 La Esperanza de Jerome

La Esperanza de Jerome, busca ayudar a familias que han recibido un diagnóstico prenatal.

Cuando una familia recibe la noticia de que él bebe tiene o puede tener algún tipo de anormalidad durante el transcurso del embarazo. Frecuentemente, los médicos le informaran a la familia que la mejor opción en estos casos es practicar un aborto. En el 90%de los médicos recomendaran terminar con el embarazo si hay posibilidades de un diagnóstico fatal o posiblemente fatal, y 2 de cada 3 si el diagnóstico no es fatal.

En muchos de los casos, el diagnóstico no puede ser concreto. En otros casos, el diagnóstico es correcto, pero no es fatal. En otros casos, él bebe puede tener una condición que ponga en peligro su vida, y muchas veces las familias se sienten presionadas por el médico a practicar un aborto.  En esta situación traumática, muchas familias sienten que no tienen otra opción más que tomar las recomendaciones del doctor.

Necesitamos educar, antes del diagnóstico, de hay ayuda disponible dentro de la iglesia. No debemos de esperar hasta que se ha hecho un diagnóstico, por que este será un momento difícil y de miedo para la familia y no podrán pensar claramente.  El ministerio, La Esperanza de Jerome fue nombrada en honor al Dr. Jerome Lejeune, un pediatra y genetista francés  entre los años 1950 y 1960. Él fue quien descubrió la causa cromosómica del síndrome de Down y otras condiciones genéticas. Pero el sentía que los niños con estas condiciones y sus familias eran de gran valor y necesitaban apoyo emocional y material. Pero, el gobierno francés comenzó a utilizar sus investigaciones para apoyar el proceso de eliminación de personas con discapacidades por medio del aborto. Él se pronunció fuertemente en contra de esto y años después se volvió cercan al papa San Juan Pablo II. Ahora en el Vaticano se llevan a cabo los procesos para su canonización.

El ministerio está conformado por voluntarios que tienen un hijo con alguna discapacidad o que han perdido a un hijo debido a una condición médica.  Los voluntarios están entrenados para ofrecer apoyo emocional y espiritual.