En comparación con otras ciudades, Houston está atrasada en su participación en el Censo en medio de la pandemia

July 14, 2020

La Oficina del Censo de los Estados Unidos le ha pidido a los líderes religiosos que animen a sus congregaciones a participar en el escrutinio que se produce cada 10 años. (Foto por James Ramos/Herald)

HOUSTON — Cuando las principales preocupaciones son el pago de la renta, mantenerse saludables y dar de comer a la familia, la participación en el Censo del 2020 puede no ser una gran prioridad para algunos feligreses aunque dicha participación tenga gran importancia a la hora de aportar millones de dólares a la comunidad. Pero los dirigentes eclesiásticos dicen que están esforzándose para aumentar la participación en el Censo a pesar de la pandemia.

Chris Rubio, director de servicios sociales de la iglesia St. Mary Magdalene en Humble, y un grupo de voluntarios han ayudado durante la pandemia a organizar distribuciones semanales de comida en estos últimos meses.

“Las organizaciones Texas National Guard, Northeast Houston Interfaith Council y Houston Food Bank han colaborado con nosotros.” dijo Rubio. “Ahora estamos trabajando con el Buró del Censo. Ellos enviaron un equipo que va a realizar entrevistas.”

Ese tipo de coordinación ayuda a llegar a miles de personas que de otra forma el Censo no habría contado, dijo. Por lo general la gente llega en sus carros alrededor de las 6 de la mañana los miércoles y la distribución de alimentos comienza a las 9:30 a.m.

El equipo del censo llegó a las 7 a.m. el 17 de junio y comenzó la inscripción. Rubio dice que lograron inscribir 454 hogares en los que viven 2,293 personas. En total, de marzo a mediados de junio, los esfuerzos de la comunidad de St. Mary Magdalene han logrado distribuir alimentos a más de 5,000 hogares con 22,907 personas, declaró Rubio.

“Ha sido una bendición contar con 30 voluntarios que vienen los martes a preparar las bolsas y con casi 70 voluntarios que ayudan los miércoles con la distribución. Espero poder empezar de nuevo nuestro programa de ayuda financiera con el cual proveemos ayuda para evitar desalojos y cubrir los gastos de los servicios públicos para individuos y familias que viven dentro de los límites de nuestra parroquia,” dijo Rubio.

Para lograr alcanzar más familias The Metropolitan Organization (TMO) una organización comunitaria sin fines de lucro, ha trabajado con los párrocos y otros ministros y se ha concentrado en entrenar a los feligreses de varias iglesias para incrementar la participación en el Censo. El Censo, que cuenta la población de los Estados Unidos cada 10 años, tiene un gran impacto en la distribución de $800 mil millones de fondos, lo que incluye los programas del Medicaid, Medicare y Children’s Health Insurance Program, subsidios a las escuelas y muchos otros programas.

María López, miembro de la Iglesia Assumption Catholic Church, fue una de las que TMO preparó para asegurarles a otros feligreses de su parroquia que el Censo no les haría preguntas sobre su ciudadanía. La participación lleva solo alrededor de 10 minutos si se hace por computadora.

Pero el fin de semana en que la mayoría de las iglesias iban a participar en el Censo coincidió con el cierre de muchos de sus servicios por el coronavirus, dijo.

“Por eso yo he estado llamando a otros feligreses por teléfono para ayudarlos,” dijo López.

Pero ni siquiera escuchar una voz amable que muchos feligreses conocen por su trabajo en el bazar y otros ministerios durante 15 años, les hace sentirse confiados, dijo.

“La gente tiene mucho miedo, especialmente aquellos que son indocumentados”, dijo López. “La única forma que llenarán los datos del Censo es de forma personal con alguien en quien ellos confíen.”

La alternativa de poder contestar el cuestionario del Censo de los EE.UU. por si solo(a) se ha extendido hasta el 14 de agosto debido a la pandemia del coronavirus.
Pero aun así, cuando los trabajadores del Censo toquen a la puerta en agosto en los hogares que no han respondido, “los residentes no les abrirán”, dijo López.

En general en Texas, las respuestas se mantienen por debajo del promedio nacional. Texas está en el lugar 41 por su tasa de respuestas, de acuerdo con el Texas Demographic Center. El estado, con una tasa de respuestas del 55.5%, está a más del 5% por debajo del promedio nacional del 60.8%, reportó el centro demográfico.

De las 10 ciudades más grandes del país, Houston está en el séptimo lugar con una tasa de auto respuestas del 47.3%. Para poner esa información en una perspectiva de Texas: Houston tiene la tasa más baja de auto respuestas cuando se compara con las otras grandes ciudades del estado. Dallas ocupa el sexto lugar con un 48.6%. San Antonio está en el cuarto lugar por un margen considerable, con el 53% reportado.

Los directores de los ministerios de la Arquidiócesis de Galveston-Houston también se han reunido con los representantes del Censo para ayudar a obtener más respuestas.
“Hemos aprovechado los medios sociales, correo electrónico y otras maneras de animar a la gente a inscribirse y participar en el Censo,” dijo Lázaro Contreras, director de la Oficina del Ministerio Hispano.

Ahora que las personas están regresando poco a poco a las iglesias, los párrocos también están anunciando en las misas la importancia del Censo, dijo.

El padre Italo Dell’Oro, CRS, director arquidiocesano de formación del clero, también animó a los feligreses en un video en español a participar en el Censo. Dijo, “Vamos a garantizar que nos cuenten a todos!”