¿Por qué planear?

Dios tiene un plan específico para nuestra redención. Todos estamos incluidos en el plan Dios y Él desea que lo aprovechemos. Para que nuestra arquidiócesis crezca en santidad, las parroquias deben planear con toda intención. Considerando lo anterior, quizá sería mejor preguntarnos “¿por qué no planear?”.

¿Estás consciente del Plan Maestro de Luz y Amor?

¿Quieres conocer qué es la Espiritualidad de Comunión?

Encuentra aquí cómo está sucediendo la planeación en nuestra Arquidiócesis.

¿Qué papel dirías que tiene tu parroquia dentro del Plan de Dios?